capitalismo

Seamos sinceros: El capitalismo no ha ganado porque sea bueno para las personas, es muy bueno para una serie de personas, los dueños del capital, y horriblemente malo, no solo para los que no crean en él y rehusan ...¿qué?¿trabajar? ¿Cómo se puede ser antisistema de una forma útil?, pero extrañamente acaba siendo malo incluso para los que deciden abrazarlo y, por supuesto, la codicia generalizada acabará siendo mala para todos a la larga, seguro.

Al poseer los medios de comunicación han conseguido que su ombligo sea el único que importa, llegando al límite de llamar al ejército porque los señores del dinero no podían volar en avión (algo que pasó de verdad, por muy increíble que parezca), cuando en un informativo hablan de España se da por sobreentendido que hablan a la élite sobre la élite, al dinero sobre el dinero. Han conseguido que las personas no tengan voz, y ni se la echa en falta porque se nos repitió bien claro durante 40 años como eran las cosas, y eso no cambia tan fácil. La tan cacareada transición esconde mucha mentira, es increible que en la tele se asombren (en la sexta, claro)  de que aquí se pueda animar a Franco cuando en Alemania o Italia sería impensable animar a sus dictadores, ¿es que nadie les ha dicho que perdimos la guerra? Aquí seguimos con nuestra particular SS y nadie se asombra. Cada vez que veo un anuncio de BOSS instintivamente pienso: "A ver cómo se visten ahora los nazis".

Las sociedades necesitan, al menos, leyes para tener a raya a la usura, es algo que apela al sentido común, nos intentan colar las leyes de la oferta y demanda como algo vivo y justo en si mismo, como una fuerza de la naturaleza, pero no lo es aunque a veces pueda comportarse como una, es una creación humana y tendrá el carácter que queramos darle. Cuando la crisis del 2008 hubo un detalle que me llamó poderosamente la atención: Todos los ejecutivos cuya codicia había causado el desastre no sólo no habían sido castigados, de hecho habían sido premiados por hacer ganar más dinero a la compañía, ellos por suuesto no entendían que habían hecho mal. El problema era superior a ellos, era y es de la sociedad en conjunto, que alienta unos valores que nos estan matando poco a poco. El Sueño Americano, la glorificación de la Codicia.